¿Qué son y por qué se producen las venas várices?

Las venas várices o venas varicosas son venas que se ven hinchadas, retorcidas y dilatadas debajo de la piel, generalmente en las piernas, aunque también pueden aparecer en otras partes del cuerpo. Normalmente las válvulas unidireccionales en las venas de las piernas mantienen el flujo de sangre hacia el corazón. Así cuando las válvulas no funcionan correctamente, la sangre regresa por la vena causando inflamación por la sangre acumulada y genera la aparición de las varices.  

 Las várices se producen más frecuentemente en algunos factores de riesgo o condiciones como: estar en embarazo, tener estreñimiento, tener obesidad o sobrepeso. También son factores de riesgo tener edad avanzada, permanecer sentado o de pie durante períodos prolongados, tener un estilo de vida sedentario, o tener antecedentes familiares de várices o trombosis venosa profunda. 

Síntomas de las venas varices y mala circulación 

Si el flujo de sangre a través de las venas aumenta o empeora, pueden presentarse problemas como hinchazón y dolor en la pierna, coágulos sanguíneos y cambios en la piel. 

Otros síntomas de venas varices incluyen:

  • Sensación de ardor o punzadas en las piernas
  • Piernas pesadas o adoloridas
  • Calambres musculares que pueden ser más notables por la noche
  • Hinchazón de pies y tobillos

Piel seca o con picazón que parece más delgada sobre la vena varicosa


Piernas arriba usando medias de compresión colores pastel¿Cómo combatirlas o prevenirlas?

prevenir la aparición de las venas várices puedes hacer diferentes actividades que ayudan y tienen un impacto positivo en tus piernas:  


- Hacer ejercicios como pedalear, caminar, trotar y todas las actividades que estimulen la circulación en las piernas.  
- Levantar las piernas cuando estamos recostadas boca arriba, colocando las manos en la parte baja de la espalda para protegerla y elevar las piernas con los glúteos apretados y la espalda apoyada, hasta que las piernas queden perpendiculares al suelo.
- Usar medias de compresión a diario, ya que las medias de compresión estimulan la correcta circulación del flujo sanguíneo y evitan que se formen trombos y várices.  
- No utilizar pantalones muy ajustados en telas que no sean elásticas. 

- Usar zapatos cómodos y preferentemente sin tacón o con uno muy bajo. 
- No estar mucho tiempo sentado, parado o en la misma posición. 
- Masajes en las piernas. Los masajes en forma ascendente ayudan a mejorar la circulación sanguínea y a sentir más suaves y relajadas las piernas.  


Mujer embarazada Venas várices en el embarazo
Durante el embarazo pueden aparecer venas dilatadas o incluso empeorar la condición de las arañas vasculares o várices que ya existen. Hay varios factores que favorecen esta condición, entre los que se destacan:
 
Procesos hormonales. La progesterona es la hormona predominante en el embarazo y produce una relajación de las paredes de las venas que conlleva a que el diámetro de las mismas aumente y a que el flujo sanguíneo se vuelva más lento. 
El aumento de peso propio del embarazo.  
La disminución de la actividad física y la retención de líquidos juegan también un papel importante.
- La compresión física que el útero provoca sobre la vena cava y sobre las venas de la zona pélvica hace que el flujo sanguíneo de piernas y periné se vuelva más lento, lo que favorece la aparición de varices.
 

Así que para evitar la aparición o pronunciación de las várices durante el embarazo es recomendable consultar con tu médico y seguir algunos tips:

  • Evitar estar de pie por largos periodos de tiempo y sobre todo en épocas de calor.
  • Reducir la cantidad de sal en las comidas.
  • Intentar mantener las piernas en alto cuando estés sentada o acostada, incluso puede ser muy favorable dormir con pies elevados. 
  • Utilizar medias de compresión o calcetines de descanso.
  • Hacer duchas de agua fría.
  • Practicar ejercicio físico, la natación es una excelente opción.
  • Masajes en las piernas con gel o cremas especializados.
  • Incluir alimentos diuréticos en la dieta té, piña, espárragos. 

¿Qué pasa con las varices cuándo bajas de peso?

La obesidad es una condición que favorece la aparición de várices, por eso es muy probable que si bajas de peso la circulación en tus piernas se de mejor y en consecuencia se reduzcan los problemas de várices. 

 Ahora que ya conoces todo sobre las venas várices, animate a adoptar hábitos que te ayuden a prevenirlas. Podemos asesorarte en el tipo de producto que puedes usar de acuerdo a tus gustos y necesidades, contáctanos en nuestro chat de Whatsapp. 

Bibliografía y recursos

Fotos

Istock 

Archivo Cvital 

Photo by Vanessa on Unsplash