Consejos para mejorar la circulación de las piernas

Nuestras piernas son nuestro vehículo natural y son de vital importancia para mantenernos activos, saludables y con fuerza. Todo el peso corporal permanece y descansa sobre nuestras piernas y pies, así que por esto nos preocupa tener unas piernas saludables y en lo posible sanas y lindas.  

 

Por todo esto te traemos algunos consejos que te ayudarán a tener una mejor circulación en tus piernas y por lo tanto una mejora en tu salud. 

 

Levantar las piernas 

 

Mujer haciendo ejercicio con las piernas arriba, usando pantorrilleras de compresión color gris con rosa

 

Es importante que mientras trabajas, estudias o pasas mucho tiempo sentado, pongas las piernas en un escalón de 20 cm de altura aproximadamente. Esto lo puedes acompañar de movimientos circulares con los tobillos  durante 5-10 minutos, realizando los ejercicios en 2 series de 15 repeticiones.

En las noches antes de dormir o en momentos de descanso puedes elevar las piernas mientras estás acostada en la cama, el sillón o incluso desde el suelo,  mientras sea cómodo.

 

Caminar en puntas de pie

Este es un sencillo ejercicio que puedes realizar en cualquier lugar, incluso cuando te levantas al baño o por algo para tomar. Lo importante es que camines en las puntas de los pies por uno o dos minutos y lo realices con frecuencia, para activar la circulación de tus piernas y fortalecer los músculos. Ten cuidado al realizar este ejercicio para no perder el equilibrio o lastimarte.  

Pedalear 

Cuerpo de una mujer montándose a una bicicleta

Recostándote sobre la cama, en un mat o colchoneta, puedes simular el pedaleo de bici con tus piernas elevadas en el aire. Así activas la circulación con facilidad y es un ejercicio sencillo que puedes practicar todos los días. Además puede ser mucho mejor si usas la bici de verdad para ir al trabajo, estudio o dar un agradable paseo y romper la rutina.

El pedaleo estimula por completo la circulación en todas tus piernas y hace que tu corazón se active y bombeé la sangre con más potencia, mejorando la oxigenación de la sangre y por lo tanto de todo tu cuerpo. 

Usar medias de compresión

Piernas de mujer sentada en la cama usando medias de compresión marca Athlon de diseño de colores, talón naranja

Muchas veces pensamos que usar medias de compresión es como usar un dispositivo médico o que son medias para personas con problemas de salud o que son medias especiales para personas de mucha edad, pero esto es completamente falso. Las medias de compresión se han transformado y gracias a la innovación ahora lucen como medias normales, además de tener muchos diseños, colores y posibilidades para complementar tu atuendo diario con estilo, a la vez que refuerzas tu salud y bienestar. 

Algunas marcas de medias de compresión se han especializado tanto que ofrecen materiales suaves, cómodos y que ayudan a que los pies estén secos y relajados durante todo el día. Ofrecen variedad de materiales más cómodos para tus pies y piernas como algodón y microfibra y tejidos diversos que te permiten escoger pensando en tu comodidad. ¿Quién diría que usar medias todos los días es un acto que beneficia tu salud? 

 

Agua fría en pies y piernas

Los tratamientos con agua son en general muy positivos para el organismo, así que sumergir nuestros pies en agua fría o terminar nuestro baño diario dejando caer agua fría en las piernas, ayuda a contraer los vasos sanguíneos para ayudarles a que sean más elásticos. Cuanto más fría está el agua, mayor es su efecto compresivo, ya que el agua fría provoca vasoconstricción, lo que significa que aumenta el tono venoso o la presión que ejerce la sangre sobre las paredes de las venas, por lo que la sangre fluye con más facilidad hacia el corazón.

Además del agua fría también puedes usar geles fríos o refrescantes que simulan el efecto del agua fría en el organismo, por lo cual los puedes usar diariamente para disminuir la hinchazón, el cansancio y la pesadez de tus piernas.

Masajes 

Los masajes en las piernas son excelentes para reducir y aliviar la sensación de cansancio de pies y piernas, por esto te contamos los pasos más importantes para que puedas realizarlo de la mejor forma:

- Para realizar el masaje lo mejor es usar un gel frío, o un aceite relajante, poniéndolo  de abajo hacía arriba. 

- Inicia el masaje desde los tobillos, en movimientos circulares ascendentes.

-  Luego masajea los gemelos dedicando algunos minutos a esta zona y finaliza con los muslos. 

- Puedes ejercer presión en algunas zonas con los nudillos de tus dedos de forma delicada 

Vitamina K

La vitamina K ayuda a mejorar la circulación sanguínea y se puede encontrar en alimentos como el brócoli y las hortalizas de hojas verdes. Esta vitamina es una sustancia que nuestro cuerpo necesita para formar coágulos y para detener los sangrados. Sin embargo es bueno tener en cuenta que la buena circulación incluye suplementos de vitamina C, vitaminas del complejo B, calcio, magnesio, y aceite de pescado omega-3. 

 Es importante consultar con tu médico o con un especialista en caso de que tengas condiciones de salud específicas o si quieres profundizar más en alguno de estos temas de manera personalizada y acompañada por un experto.

 ¡Esperamos que estos sencillos consejos te sean útiles y los practiques con frecuencia para lograr unas piernas lindas y saludables! 

 

Bibliografía y recursos

Fotos

Archivo Cvital